¿Subirá más el precio del aceite de oliva en 2024?

por Antonio

Subirá el precio del aceite de oliva, máximos históricos precio aceite de olivaEn la presente publicación, comentaremos los factores más determinantes que han influido en la escalada del precio del aceite de oliva durante 2023. Además, valoraremos los escenarios que van a afectar al mercado del aceite de oliva durante el próximo año y si subirá más el precio del aceite de oliva en 2024. El precio del aceite de oliva ha escalado a máximos históricos, pese a encontrarnos en “plena” campaña de recogida de aceitunas. Un aforo inicial más optimista de la pobre cosecha que finalmente tendremos en España, propició una corrección puntual en los precios al principio de campaña. Precios que han ido incrementándose progresivamente durante las últimas semanas hasta alcanzar nuevos máximos históricos.

¿Porqué la cosecha va a ser menor de la esperada inicialmente en el aforo?

cosecha de aceituna campaña 2023-2024, olivo manzanilla CacereñaLas condiciones climatológicas adversas de la campaña, han afectado negativamente al rendimiento y fueron minusvaloradas en el aforo de cosecha. Esto, unido a la coyuntura actual del mercado que fomenta el adelanto de la recolección. Son a mi modo de ver los factores más determinantes que van a influir en la importante diferencia existentes entre el aforo y la cosecha final.

Condiciones Climáticas adversas

El rendimiento graso de la aceituna durante la campaña 2023/2024 está siendo varios puntos más bajo de lo habitual. Esto ha causado que el aforo de cosecha de la Junta de Andalucía para la campaña 2023/2024 actualmente sea considerado muy optimista por el mercado.

El menor rendimiento es debido a las condiciones climáticas de sequía, que han impedido el correcto desarrollo del fruto durante momentos clave del crecimiento, limitando la biosíntesis del aceite y la acumulación de aceite de oliva en las células de la pulpa (lipogénesis). Así pues, el estrés hídrico ha reducido el tamaño y contenido en aceite de las aceitunas. Esto ha dado lugar a frutos con menor relación pulpa/hueso, así como rendimientos sobre materia seca más bajos de lo habitual.

Adelanto de la cosecha de aceituna

Por otra parte, los precios históricamente altos del aceite de oliva han fomentado el adelanto de la cosecha de aceituna en el sur de España. Además de las ganas de los agricultores de obtener un rendimiento aceptable por su escasa cosecha, después de soportar años de precios por debajo de los costes de producción, otros factores como la creciente inseguridad de las producciones en el campo fomentan el adelanto de la recolección.

Más vale pájaro en mano que ciento volando y tristemente los robos de aceituna en el sur de España son cada vez más frecuentes. Así pues, a un agricultor con los olivos cargados, no le merece la pena asumir el riesgo de sufrir un robo de cosecha, por que le suba el rendimiento graso algún punto adicional. Por otra parte, cosechar más tarde supone arriesgarse a desgastar nutricionalmente los árboles y perjudicar la cosecha futura por el fenómeno de la vecería del olivo, por lo que cada vez más agricultores optan por adelantar la recogida.

Factores que influirán negativamente en la cosecha futura de aceite de oliva

Son varios los factores que pueden influir negativamente en la próxima cosecha y que pueden ayudar a que los precios del aceite de oliva se mantengan en valores altos durante más tiempo.

Precipitaciones insuficientes

Aunque el olivo es un árbol agradecido y unos próximos meses lluviosos ayudarían a revertir la situación actual. Las precipitaciones y reservas de agua de riego, mantienen al olivar andaluz en situación de sequia que necesita revertirse para volver a alcanzar producciones elevadas.

Daños en la plantaciones superintensivas de regadío

Las menores dotaciones de riego de las cuencas hidrográficas, fruto de los últimos años de sequía y la escasez de agua disponible para cubrir los requisitos hídricos de las plantaciones de olivar superintensivo están causando daños de diferente consideración.

Aunque el olivo es un árbol muy resistente a la sequía (sufriendo en menor medida que las plantaciones de almendro afectadas, que están siendo arrancadas por ataques de Gusano Cabezudo). Los olivos plantados en marcos estrechos superintensivos requieren del riego para un correcto desarrollo, pues las precipitaciones sobre el terreno resultan insuficientes para cubrir las necesidades de la plantación durante periodos clave del año.

Así pues, la imposibilidad de regar causa un estrés hídrico importante, paralizando el crecimiento de los árboles y forzando la realización de podas severas para reducir la copa de los árboles y evitar daños mayores. Todo ello, no solo produce una reducción de la cosecha actual, si no que reduce el potencial productivo de estos olivares, que requerirán de varias campañas para recuperarse.

Menor crecimiento vegetativo de los árboles

El estrés hídrico ha propiciado un menor crecimiento vegetativo de los árboles en la mayor parte de la superficie de olivar española. Un brote y desarrollo más corto, implica menor número de yemas florales, lo que limita de forma importante las expectativas de que se produzca una futura cosecha abundante.

Además de esto, numerosos olivicultores han tenido que reducir el volumen de copa de sus árboles para adaptarlos a las nuevas circunstancias climáticas, aspecto que en cierta media limita el potencial productivo de los árboles.

Costes de producción e inputs agrarios disparados

Los costes de producción se han visto incrementando significativamente, tanto el aumento de los jornales como de los productos fitosanitarios y principalmente de los abonos para el olivo. A pesar del incremento de precios, debido a la escasa cosecha, la reducción de rentas de muchos olivicultores ha sido importante, por lo que su capacidad para abonar, cuidar y mantener los árboles productivos se ha visto deteriorada, aspecto que probablemente seguirá afectando negativamente en las próximas campañas.

Entonces, ¿Subirá aún más el precio del aceite de oliva en 2024?

La escasa cosecha en España se une a una esperable menor cosecha internacional respecto al año anterior. Así como a restricciones a la exportación de aceite de oliva que han realizado determinados países con la finalidad de mantener abastecido su mercado interior. Si bien, estos datos podrían hacernos pensar en nuevas subidas de precios, hay que tener en cuenta que las manos fuertes del mercado llevan un tiempo anticipándose y ajustando los precios a la actual coyuntura, por lo que gran parte de la subida necesaria ya se habría producido.

Al igual que sucede en otros mercados de materias primas, los precios del aceite de oliva se incrementan debido a que la demanda actual de producto supera a la oferta existente, así pues, mientras esto sea así, los precios seguirán su escalada.

Se ha producido mucho menos aceite de oliva del que la gente estaría dispuesta a consumir a los precios habituales. Debido a ello, los precios necesitan subir y mantenerse altos para equilibrar la oferta existente con la demanda. La única forma de hacer esto, es expulsar vía precios a los consumidores que menos están dispuestos a pagar por la grasa vegetal más saludable del mercado.

Como analizamos hace tiempo en nuestra publicación sobre porque sube el precio del aceite de oliva. La demanda del aceite de oliva es muy rígida (baja elasticidad precio de la demanda), por ello, son necesarias caídas y subidas bruscas en los precios para influir en la decisión de compra de los consumidores.

Análisis personal del mercado

Actualmente, el mercado está descontando una cosecha más baja de lo esperado con las últimas subidas de precios y se irá regulando a medida que los datos de cierre de campaña resulten más precisos y fiables. Por lo que una cosecha final significativamente peor de la que se está barajando puede provocar nuevos incrementos significativos de los precios.

Personalmente pienso que no subirá mucho más el precio del aceite de oliva en los lineales (los supermercados ya han ajustado los precios a la nueva situación del mercado). Actualmente (29/12/2023) pueden verse las botellas de aceite de oliva virgen extra a 14,5€/litro, precios que deberían ser suficientes para equilibrar la demanda con la oferta.

Por su parte, el mercado a granel ha roto su techo histórico y es probable que siga marcando nuevos máximos durante los próximos meses.

Aún así, es complejo realizar estimaciones realistas sobre a cuanto puede llegar a subir el precio del aceite de oliva en la coyuntura actual. Tanto el comportamiento de la demanda a los precios actuales, como las previsiones para la futura cosecha, son variables en este momento poco claras y que pueden provocar una importante volatilidad en el precio.

¿Por qué ha subido tanto el aceite de oliva durante 2023?

El principal motivo por el que ha subido tanto el precio del aceite de oliva en 2023 y probablemente se mantendrá e incluso subirá en 2024 es la escasa cosecha a nivel nacional e internacional.

¿Dónde comprar aceite de oliva virgen extra a buen precio en 2024?

¿Dónde comprar aceite de oliva virgen extra a buen precio en 2024?Entre los riesgos más importantes del precio actual del aceite de oliva, es el incremento de adulteraciones y mezclas con otras grasas vegetales de baja calidad y precio inferior. Durante la campaña pasada se detectó un repunte en los casos de adulteración y tristemente es probable que estos sigan produciéndose. Para limitar los riesgos de ser victimas de esta clase de actuaciones, consideramos que lo más inteligente es comprar el aceite de oliva directamente a las almazaras y cooperativas productoras. Ya que tristemente, cuanto por más manos pasa el aceite de oliva para llegar al consumidor, mayor es el riesgo de pagar un sobreprecio desmedido o que un intermediario trate de sacar beneficio ilícitamente.

En mi caso recomiendo comprar el aceite de extraordinaria calidad que se produce en la cooperativa de mi pueblo, pero hay cientos de cooperativas y almazaras que actualmente venden aceite de oliva por Internet sin necesidad de intermediarios.

Cooperativa EL PUENTE 920 37 02 96 y 615 497 031

Lectura Recomendada

Si te ha resultado interesante nuestra publicación sobre si subirá aún más el precio del aceite de oliva en 2024, seguro que pueden interesarte otras publicaciones de nuestra web:

¿Por qué el aceite de oliva es un alimento barato?

¿Cuántos kilos de aceitunas se necesitan para producir un litro de aceite de oliva?

Diferencias entre Picual y Arbequina

Deja un comentario

H