Pulgón (Myzus cerasi)

Pulgón del cerezo:, infección pulgón, tratamiento necesario, pulgón en cerezoEl pulgón (Myzus cerasi Fabricius, 1775) es actualmente la principal plaga en el cultivo del cerezo.

Pertenece a la famila Aphidoidea , popularmente conocida por áfidos, tienen entre 1 y 10 mm de longitud y pueden ser de color negro (cerezo),  amarillo, marrón y verde.

Al igual que los otros pulgones, el pulgón negro del cerezo (1.8-2.6 mm) se alimenta de la savia y tiene ciclos reproductivos semejantes.

Ciclo biológico del pulgón

Durante el ciclo biológico del pulgón, este se alimenta principalmente de la savia de los brotes tiernos. Al mismo tiempo que el pulgón succiona la savia, inyecta con su saliva enzimas tóxicas. Tras la digestión de la savia, el pulgón excreta azúcares, estos azúcares pueden ser el sustrato de hongos como la Negrilla.

Pulgón negro del cerezo (Myzus cerasi), brote infectado

Los pulgones tienen dos maneras de multiplicarse. De forma anfigónica o partenogenética,

Anfigónica: necesitan aparearse para fecundar los huevos.

Partenogenética: durante esta fase pueden poner huevos sin fecundar que se recombinan genéticamente, en el caso de Myzus cerasi, la progenie es femenina.

Durante la fase partenogenética el pulgón negro del cerezo y otras especies de pulgones, tienen una enorme capacidad de multiplicación.

Daños producidos por los pulgones

La actividad del pulgón en el cerezo debilita y reduce los crecimientos del árbol. En las nuevas plantaciones de cerezos retrasa la formación de los árboles.

Los frutos infectados por las colonias de áfidos tardan más en madurar y alcanzan un tamaño inferior al de una cereza sana. Además, la melaza excretada por los pulgones impregna la superficie de la cereza, depreciando su valor y complicando la recogida.

Depredadores de los pulgones

Depredador del pulgónLa popular mariquita (Coccinella septempunctata Linnaeus, 1758) es el depredador más popular del pulgón. Sus larvas necesitan alimentarse de una gran cantidad de pulgones durante su desarrollo. También ayudan al control de otras plagas como ácaros y cochinilla.

Los sírfidos (Syrphidae Latreille, 1802), con tres especies mayoritarias en la península Eupeodes corollae, Episyrphus balteatus y Sphaerophoria rueppellii. Son un excelente aliado contra el pulgón.

Aphidius colemani (Dalman, 1820) es una avispilla parasitoide de diferentes especies de pulgones verde, negro, blanco y amarillo.

La tijereta (Dermaptera DeGeer, 1773), es un insectívoro con presencia habitual en frutales de hueso (cerezo, almendro, ciruelo…).

Las larvas de Crisopa (Chrysoperla carnea Stephens, 1836) también son depredadores del pulgón.

Otros coleópteros como Scymnus apetzi (Mulsant, 1846), parasitoides como Ephedrus cerasicola (Stary, 1962) e insectos de la familia Chamaemyiidae.

En la actualidad existen investigaciones para seleccionar y cultivar los depredadores de pulgones más efectivos. Los resultados se aplicarán para el control biológico del pulgón tanto en campo abierto como invernadero. La lucha biológica es la principal arma con la que cuenta la agricultura ecológica en la lucha contra el pulgón y otras plagas.

La actuación de estos y otros depredadores del pulgón, se encuentra limitada cuando existen poblaciones de hormigas defendiendo a los pulgones.

¿Cómo combatir el pulgón?

Combatir o eliminar los pulgones puede resultar una tarea compleja. Aun aplicando los insecticidas sistémicos autorizados, las poblaciones de hormigas pueden ayudar a infectar los árboles nuevamente. Además, la aplicación de insecticidas reduce la presencia de depredadores de áfidos que necesitan más tiempo para recuperarse.

Como hemos visto, la actividad de los pulgones es importante durante la fase de crecimiento del cerezo. Afecta a los brotes tiernos especialmente por lo que deberemos estar atentos a esta fase de desarrollo.

Estudiar el comportamiento de las diferentes especies de hormigas de nuestra zona de cultivo, puede ayudar a controlar la plaga parcialmente. Lo más probable es que nos encontremos con la hormiga (Lasius grandis Forel, 1909), con gran adicción a las secreciones azucaradas de moscas, pulgones, cochinillas u otras plagas.

¿Cómo eliminar hormigas?

En los cultivos es muy importante saber cómo debemos eliminar las hormigas. Es necesario hacerlo de una forma selectiva que cause el menor trastorno posible en el ecosistema.

Las especies de hormigas establecen competencias entre sí por los recursos existentes. Por este motivo, si intentamos acabar con todos los hormigueros que encontremos sin identificarlos, los recursos de nuestra zona aumentaran fomentando la reinvasión del cultivo.

Quizás logremos mantener a raya por unos meses las poblaciones de hormigas, pero acabaran regresando rápidamente.

Por lo tanto, cuando realizamos el control sobre las hormigas, solo nos interesa reducir las poblaciones de aquellas especies que tienen mayor afición por el pulgón.

Las hormigas que se alimentan de insectos y de malas hierbas como la grama favorecen el equilibrio del ecosistema de nuestra plantación.

Resumiendo, las hormigas tienen un importante significado para el equilibrio del ecosistema. Cuando cultivamos frutales, fomentamos un aumento de las especies que se alimentan del azúcar excretado por los áfidos, sobre otras especies autóctonas que nos benefician. Nuestra lucha contra las hormigas deberá ir encaminada por lo tanto al fomento de las poblaciones de hormigas que no “pastorean” el pulgón. Para favorecer a estas especies, simplemente debemos eliminar los hormigueros que causan daños, el nicho biológico que dejan, acabará siendo ocupado por nuevas colonias de hormigas.

Producto para eliminar hormigas, insecticidas para cultivosExisten diversos productos (venenos, cebos, repelentes, sprays, insecticidas, trampas …) contra las hormigas. Para casa son muy eficaces los cebos caseros de ácido bórico + azúcar. En cultivos agrícolas, se utilizan los tratamientos autorizados por el ministerio para eliminar hormigas.

Control y tratamientos contra el pulgón del cerezo

Medidas culturales

Como hemos visto, las medidas culturales deben ir dirigidas a aumentar las poblaciones de depredadores y evitar que las hormigas pastoreen a los pulgones. Dentro de las medidas para evitar la acción de las hormigas, podemos rodear los troncos con cola entomológica.

Tratamientos para el pulgón del cerezo

Aunque las prácticas culturales son una buena forma de reducir el número de tratamientos necesarios. El uso de insecticidas sistémicos para pulgones acaba siendo necesario en la mayoría de plantaciones. Algunos de los tratamientos contra el pulgón han sido autorizados por el ministerio.

Imidacloprid 20%, nombre comercial Confidor 20 LS, 28 días de plazo de seguridad.

Acetamiprid 0,005% (nombre comercial Polysect Ultra Al, 14 días y una única aplicación anual).

Otros tratamientos insecticidas como los aplicados contra la mosca del cerezoDrosophila suzukii (Matsumura, 1931), también pueden ayudar a controlar el pulgón.

Deja un comentario

H